jueves, 10 de febrero de 2011

DE TRAPECISTA A PERIODISTA

DE TRAPECISTA A PERIODISTA
El periodista nace o se hace, se puede hacer esta pregunta sin entrar en discusiones o debates que no van a llegar a ninguna parte.
El periodista debe escribir por el bien común buscando solución a los problemas así de una u otra manera se es parte de la solución y ser montón del problema sin buscarle soluciones a las circunstancias que atraviesan la ciudad o el país en el que vivimos.
Un comunicador en este país no devenga sumas enormes, pero por eso no se debe ser mediocre, se debe demostrar que el arte u oficio que hace lo valora la gente que lo escucha o que lo lee en alguna columna de opinión en la prensa escrita o en la red de internet.
Hay periodistas que viven insatisfechos unos por el exceso trabajo cómo los que laboran en los telenoticieros ,pues por vivir dentro de su medio hasta 12 horas o más, no pueden compartir con sus familias y dejan todo a un lado hasta convertirse en máquinas .
Con toda la violencia que vive nuestro país, los periodistas han caído hasta en la persecución judicial, chuzadas por el DAS y seguimiento de correos electrónicos.
El periodismo investigativo se ha dejado de un lado, se busca siempre el facilismo debido a que los espacios son reducidos en los medios.

En el lanzamiento del libro LA NOCHE DEL TRAPECISTA escrito por el periodista MARCO ANTONIO VALENCIA CALLE, comento sobre el periodismo de opinión lo siguiente: “vivir en la región y ver los sucesos diarios con sentido crítico.”
El escritor lleva a los ojos de los lectores no solo los problemas, sino también las posibles soluciones a estos, sus escritos son críticos, es analista u y a la vez tiene una capacidad narrativa para contar de una manera amena y a veces hasta con cierto tinte de humor todo lo que él puede ver y sentir de una ciudad como Popayán, Cauca.
Su libro recoge 100 de los mejores artículos publicados en diarios como el liberal, proyección del cauca y en el periódico virtual junto a otros medios digitales, abordando los temas de la ciudad con un lenguaje ameno, agradable, siendo irreverente pero sin ofender a nadie,
El, periodista debe asumir una vocería de la sociedad en la que vive y no ser el protagonista de la noticia. Debe tomar vocería en la política y en el engranaje de la sociedad si se asila o calla esta no está haciendo nada, hay periodista que viven amordazados y por eso buscan el exilio otros son masacrados porque investigan y dicen la verdad de frente.
!!!!!! PERIODISTA¡¡¡¡¡
Ya es hora de ver un periodismo nuevo en nuestra querida COLOMBIA.