sábado, 11 de junio de 2011

LA LEY DE TIERRAS




La ley de tierras pretende favorecer a campesinos desplazados, por hechos ajenos a su voluntad,en muchos  casos por la guerra que vive nuestro país  hace más de cincuenta años y que cada año han cobrado miles de víctimas,

Sus familiares ahora pueden esperar en el gobierno la restitución de la tierra o en otros casos una indemnización por sus familiares desaparecidos por la violencia armada  .Y que cada día como en nuestro departamento del Cauca o nuestra Colombia no se detiene.
Vemos en las ciudades gentes en las calles sin dónde pasar la noche y sin poder saber si ellos o sus hijos han logrado pasar un bocado de comida en todo el día .


Hay algunos que no han de  querer aceptar la restitución de las tierras pues ya están tan acostumbrados a la vida,así sea miserable de vivir en la ciudad por nada se han de querer regresar a su tierra abandona pues quien les garantiza que podrán vivir tranquilos y que no van ha ser despojados de nuevo de sus tierras.Y sera muy difícil que quieran retornar a su tierra de origen.



No falta que aflore la corrupción  cómo se pudo ver con lo de agro ingreso seguro,que resulte que los más adinerados de este país sean los mayor beneficiados de esta ley y así la entrega de más de seis millones de hectáreas, que muchas de estas se encuentran abandonadas y cercadas, alimentando lotes de engorde no termine favoreciendo a los que en verdad  los necesiten.

 Y trataran de entrar en este plan los vivos que tienen ya listas sus artimañas para quedarse con las tierras,propiedad de los campesinos que si las han perdido,pero ellos por miedo a que se sean asesinados;cómo ya ha pasado en lo que vamos de éste año han sido asesinado 50 lideres representantes de la víctimas, que pretendían que sus tierras fueran devueltas.




Muchas tierras en ciertos lugares están custodiadas por los paramilitares,otras están en posesión de la narcoguerrilla quienes tienen  grandes extensiones  terrenos para el cultivo de su droga, con lo que pretenden suplir las demandas del mercado mundial,es probable que estas tierras que si tiene mucho valor para los campesinos, nunca vuelvan a sus manos. Aquí aparece otra figura que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, lo ha dejado en el congelador es el Dialogo con la guerrilla  lo que implicaría una inversión en dinero muy grande pues estas desmovilizaciones y posibles diálogos no serian gratis.


Podemos pensar que si se quiere llegar a un acercamiento para un proceso de paz provistos de rectitud,verdad,justicia y reparación,y con esto darle mengua al desplazamiento forzoso del campesino colombiano y decir que la violencia disminuiría.
Ahora  quién nos asegura que el despojo de sus propiedades no retornaría ,esto no la garantiza por ninguna parte esta ley.El campesino necesita que su territorio sea legalizado y que el Estado le garantice su seguridad y que los narcotraficantes no acudan a desalojarlos y quedarse de nuevo con sus terrenos.



Con la urgente restitución de las tierras se le pondría freno a uno de los mayores problemas sociales que afronta nuestro país:el hambre, el desempleo y  la violencia ....