martes, 10 de julio de 2012

GUERRA POR EL CAUCA


GUERRA POR LA COCA

Con los ataques recientes en el Departamento del Cauca,se puede decir que estos son provocados  solo para proteger un tesoro escondido y la verdad sea dicha lo que están ocultando es el trafico de la cocaína y la marihuana hacia el pacífico y de ahí al exterior pues ya está catalogada como la mejor en calidad dicho por expertos en el tema.

Ver indígenas cargados costales de arena y derribando trincheras parecía más bien una comedia porque no lo hacen dónde ellos tienen escondidos todos sus laboratorios y si es un ataque de las FARC porque no van a donde están ellos, entonces si se puede deducir a quién les sirven pues les interesa es protegerse de todo el que quiera destapar esta verdad. No hacen sino manipular  la información y quieren ser siempre las víctimas.




Se conocen que en estos municipios como Toribío, Corinto, Miranda, Caloto, es la ruta para llegar fácilmente a la Costa Pacífica, ruta de evacuación de la marihuana y la cocaína y los indígenas declaran que es una guerra ancestral para así tapar todo este negocio que los tiene llenos de plata como es el narcotráfico.

Los mismos que trafican y cultivan y hasta organizan estos ataques vistiéndose de guerrilleros para así confundir la opinión.

Solo son contados los sucesos a medias, porque parece que a nadie le interesa la verdad, ni la prensa local y menos la nacional se preocupan por averiguar la verdadera situación solo se limitan  reproducir informes entregados por el Ejército y la Policía de manera oficial siendo casi siempre manipulado y a favor de ellos.  


Si hay afectados y al final siempre son los civiles los que no están involucrados en este suceso, la violencia continuara porque el tráfico de droga se mantiene más vivo en este país. 
Que otra cosa  digan los estamentos del gobierno pero la realidad es otra muy diferente.

Solo quieren esconder lo que realmente pasa a los indígenas le interesa continuar con el negocio pues saben que nadie los ronda y tampoco les interesa que el Estado se interese por esta problemática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario