miércoles, 31 de octubre de 2012

EL PROCESO DE PAZ SE VENDE

Luego de confirmado el inicio de diálogos de paz y la insurgencia de las FARC ,el fantasma de fracasos anteriores da pie que se crean muchas falsas espectativas a razón de los malos manejos en procesos anteriores.

¿Es posible que se selle un proceso de paz?

Pueden ser que la guerrilla y el gobierno si estén interesados en acabar con la guerra.¿Pero qué puede sacrificar el país,en busca a una solución negociada o "comprada"? porque personas de tantos años en la insurgencia para que ellos acepten esta negociación tienen que haber muchos interés ya resueltos para ellos.

Otra opción es la posible incursión en la política siendo un trampolin este proceso de paz pues de alguna manera han de querer seguir figurando ya no con la violencia generada por ellos los de las FARC en voladura de oleoductos, atentados, secuestros y extorsiones por hacer política que sin negarlo, la nuestra es la más corrupta del continente.

Por otra parte Juan Manuel Santos, le apuesta a la paz y compromete gran parte de su prestigio, siendo la paz su bandera para su segundo mandato.

Es necesario el cese al fuego de una manera bilateral, hecho que constituiría un primer paso para crear un clima de transparencia y confianza entre las partes y la misma sociedad civil que esta pendiente de este proceso.



El, primer tema a tratar en la mesa es LA TIERRA, quienes siempre se han manifestado en contra del capitalismo la tocan de entrada porque ella se ha visto destruida generando daños de manera irreparable, exterminio de especies, destrucción de tejidos sociales, desarticulación de la economía campesina, desequilibrios ambientales y sociales al punto de llevar al planeta a su destrucción y que decir del gobierno que entrega conseciones a minerías  dueños de grandes transnacionales practicando una política desastrosa para el país.



La delegación de las FARC en la Habana quiere ampliar y generalizar el debate para que todo el pueblo colombiano sea parte del primer punto de la agenda  que comienza el 15  de noviembre en Cuba.



El logro de la agenda con los seis puntos además del  desarrollo agrario, participación política, fin del conflicto, solución al problema de drogas ilícitas, víctimas e implementación. Son temas importantes, pero las necesidades de solucionar las problematicas del país son mucho más: la salud, la educación, los servicios públicos, el medio ambiente, la cultura, la ciencia y la tecnología, la vivienda popular, están ausentes de la agenda.

Tampoco se ha de pretender que con el desarrollo de toda la agenda se acaben los problemas del país siempre ha de quedar faltando algo para tener a todos contentos después que finalicen estos diálogos pues la mesa no busca resolverle los problemas al Estado, es él quien lo tiene que resolver.


Se deberán buscar plataformas de paz en las cuales haya participación de toda la sociedad colombiana quienes se han visto  afectadas por esta violencia que lleva más de 50 años que han llevado al mayor desangre, pobreza, atraso, injusticia y terror.

Es un buen inicio para Nuestra Colombia, se transforman  las instituciones democráticas y se  detendría tanto terror de estado,persecuciones, asesinatos, desapariciones, por el que hemos estado pasando en estos últimos años..

La expectativa nacional e internacional es enorme por el inicio del  proceso de paz que compromete al país a caminar por un nuevo porvenir para toda la región..

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario