sábado, 6 de julio de 2013

LOS PROFESORES COMO INTELECTUALES.


Es necesario un cambio educativo en los educadores en esta época, toda está cambiando y por ende la educación también y la forma de educar también tiene que cambiar. Si la nación ignora el papel que ejercen los profesores en la formación de los estudiantes como ciudadanos  críticos y  activos.


Aquí es cuando  los profesores tienen que buscar una mejor preparación intelectualmente, buscando mejores programas de perfeccionamiento y mejores formas de enseñanzas en las aulas. Es necesario que el profesor adquiera estos nuevos conocimientos y los comparta con el alumnado despertando en ellos la necesidad del sentido crítico y puedan ser ciudadanos activos en esta sociedad.

Una de las amenazas que tienen que hacer  frente los futuros y los actuales  profesores es el enfoque con el cual se reciben ideologías tanto en la parte técnica como en la parte pedagógica es necesario aprovechar al máximo toda esta clase de instrumentos que son puestos a disposición para un mejor nivel en el profesorado y convertirse en unos verdaderos intelectuales y llegar a tener un buen nivel de educación en una sociedad que cada día reclama nuevas enseñanzas y nuevos conocimientos.

Se trae un ejemplo por el cual se dan recompensas  y los castigos externos para “conseguir que los estudiantes  aprendiesen algo” era algo que se  hacía menudo , entonces en donde quedaban las implicaciones éticas y educativas en estos casos  y ni siquiera eran mencionados, tampoco se mostraba la necesidad de estimular y acrecentar  el deseo en el niño por aprender.

Al examinar el trabajo de los docentes  en la ejecución de su tarea intelectual  va a depender mucho de la formación de cada uno de los docentes, no todos tiene las mismas formaciones ideológica y por eso veremos profesores que si estén de acuerdo con los nuevos cambios, pero veremos también profesores reacios a aceptar esto y por ende su nivel será el mismo de veinte años atrás.

Hay que insistir en la idea de que los profesores deben ejercer activamente la responsabilidad de plantear y cuestiones acerca de lo que se enseña, sobre la forma como se enseña y sobre todo los objetivos que se persiguen.

Creo que no solo es importante ver a los profesores como intelectuales sino también ver su función  social como  docentes. Y a se vería la función social de los docentes como intelectuales  ver las escuelas como lugares económicos, culturales y sociales inseparablemente ligados  a los temas del poder y el control.

Si los profesores han de educar a los estudiantes para ser ciudadanos  activos y críticos, deberían convertirse ellos mismos en intelectuales transformativos.

Buscando el equilibrio entre lo pedagógico y lo político, transformando los poderes y los medios en los que se está construyendo una nueva educación.

Si hay más intelectuales en la educación esta será cada vez mejor y los educandos tendrán mucho más criterios para transformar esta sociedad llena de injusticias.     


No hay comentarios:

Publicar un comentario